Sursum Corda‎ > ‎

August 28, 2016

posted Aug 25, 2016, 1:00 PM by Tim Coughlin
    The month of August salutes many martyrs of our Catholic Christian tradition. On August 9, the Church remembers Edith Stein, otherwise known as St. Teresa Benedicta of the Cross. She was a Jew by birth who later professed atheism and then converted to Catholicism. Stein was no slouch, receiving a doctorate in Philosophy from the University of Freiburg. She found her way into the Church by reading and studying St. Thomas Aquinas. After her rollercoaster faith journey, Edith Stein entered the Carmelite Congregation of religious and professed vows as a cloistered nun. The dark cloud of Nazism intruded into her life as it did in the lives of so many others. In 1942, Edith Stein and her sister were arrested and taken to Auschwitz where she died within a week of her capture. 

    St. Lawrence was remembered on August 10 and is one of the early martyrs of the Church. He was born in 225 in what is now modern Spain. He met St. Sixtus (August 7) and both traveled to Rome where Sixtus was elected Pope in 257. Lawrence was ordained a deacon by Sixtus and was appointed, first among the seven deacons of the Patriarchal Church of Rome. It was a position of great trust that included the care of and the distribution of alms to the poor. Lawrence so well discharged his duties that the Roman Prefect ordered his execution which tradition says was death on the gridiron. He, indeed, was a martyr but the manner of his death is sometimes disputed. 

    Sixtus was pope for only one year (257-258). He was a peace-loving pontiff. An edict declared that all Christian leaders be put to death. He was martyred with St. Felicissimus, St. Agapitus and four other deacons. St. Lawrence was martyred three days later. 

    St. Maximilian Kolbe was a Franciscan priest who models perfectly the scriptural passage from John 15:13: “Greater love than this no one has than he lay down his life for his friends.” Kolbe, a prisoner at Auschwitz, volunteered to take the place of another condemned prisoner who pleaded clemency as a husband and father. Kolbe’s feast day is August 14. (Just a little side – I once had the opportunity to meet the prisoner who was ransomed by St. Kolbe.) 

    August 24 remembers St. Bartholomew, the Apostle who is also identified as Nathaniel. He appears in the Gospel of John as being introduced to Jesus by the Apostle, Philip. While he is mentioned in all the Gospels in the list of the Apostles, there is no other mention made of him. He was an apostle. Of that we are assured. 

    Finally, August 29 recalls the Beheading of St. John the Baptist. Jesus once said of John: “No man is born of woman greater than John the Baptist” (Mt. 11:11). He is a prophet that bridges the Old Testament and the New Testament. He is the cousin of Jesus and the ambassador who prepared the world for the public ministry of the Lord. 

May these martyrs instill in us a desire to be faithful witnesses to the Gospel. 

Pax et Bonum + Peace and all that is Good. 

+Edward M. Deliman, Pastor
    En el mes de agosto se celebran muchos mártires de nuestra tradición cristiana católica. El 9 de agosto, la Iglesia recuerda a Edith Stein, también conocida como Santa Teresa Benedicta de la Cruz. Ella era Judia por nacimiento que más tarde profesaba el ateísmo y luego se convirtió al catolicismo. Stein no se quedaba atrás, recibio un doctorado en Filosofía de la Universidad de Friburgo. Encontró el camino en la Iglesia por la lectura y el estudio de Santo Tomás de Aquino. Después de sus altas y bajas en la fe, Edith Stein entró en la congregación carmelita y profesa sus votos religiosos como una monja de clausura. La nube oscura del nazismo se introdujo en su vida como lo hizo en las vidas de tantos otros. En 1942 Edith Stein y su hermana fueron detenidas y llevadas a Aushwicz donde murió una semana después de su captura. 

    San Lorenzo fue recordado el 10 de agosto y es uno de los primeros mártires de la Iglesia. Él nació en 225 en lo que hoy es España moderna. Se reunió San Sixto (7 de agosto) y ambos viajaron a Roma, donde Sixto fue elegido Papa en 257. Lorenzo fue ordenado diácono por Sixto y fue nombrado, en primer lugar entre los siete diáconos de la iglesia patriarcal de Roma. Era una posición de gran confianza que incluía el cuidado y la distribución de limosnas a los pobres. Lawrence cumplió tan bien sus deberes que el prefecto romano ordenó su ejecución, que la tradición dice que su muerte fue en el campo de juego. Él, de hecho, fue un mártir, pero la forma de su muerte a veces se disputa. 

    Sixto fue papa por sólo un año (257-258). Era un Papa amante de la paz. Un edicto declaró que todos los líderes cristianos han de ser muertos. Fue martirizado con San Felicísimo, San Agapito y otros cuatro diáconos. San Lorenzo fue martirizado tres días más tarde. 

    San Maximiliano Kolbe fue un sacerdote franciscano de los modelos perfectamente el pasaje de las escrituras de Juan 15:13: "amor más grande que nadie tiene que uno ponga su vida por sus amigos". Kolbe, un prisionero en Auschwitz, se ofreció a tomar el lugar de otro prisionero condenado que se declaró la clemencia como esposo y padre. El día de la fiesta de Kolbe es el 14 de agosto (Sólo un pocomentario - Una vez tuve la oportunidad de conocer el prisionero que fue rescatado por San Kolbe.) 

    El 24 de agosto se recuerda a San Bartolomé, el apóstol que también se identifica como Nathaniel. Él aparece en el Evangelio de Juan introducido a Jesús por el Apóstol, Philip. Mientras que él se menciona en todos los Evangelios en la lista de los Apóstoles, no hay otra mención que se hace de él. Fue apóstol. De que estamos seguros. 

    Por último 29 de agosto se recuerda la decapitación de San Juan Bautista. Jesús dijo una vez de Juan: "Ningún hombre nace de la mujer mayor que Juan el Bautista" (Mt. 11:11). Es un profeta que une el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Él es el primo de Jesús y el embajador que prepara el mundo para el ministerio público del Señor. 

Que estos mártires puedan infundir en nosotros un deseo de ser testigos fieles del Evangelio. 

Pax et Bonum + Paz y todo lo que es bueno. 

+Edward M. Deliman, Pastor
 
Comments